jjjj    
 Guía de Navegación      Paseos y Miradores  
   
   

Reservas & Servicios
Información Turística
Galerías de Fotos
Guías

 

 
 

PASEO GERVASONI

Ubicado en el Cerro Concepción, su acceso es desde Calle Papudo hasta Pasaje Templeman,  por Calle Prat, subiendo por  el ascensor Concepción. 

 Emplazado  en lo que fueron durante la Colonia los terrenos del Fuerte Concepción, destinado a la defensa de la bahía contra las incursiones piratas, y del que nunca se disparó un sólo tiro.

Desde este Paseo se puede apreciar la Bahía y la Ciudad de Valparaíso.

Se estima que su nombre se deba al hecho de haber vivido allí don Thomás Gervasoni, Cónsul Honorario de Italia en Valparaíso.

PASEO ATKINSON

En el Cerro Concepción se encuentra este mirador.  Desde él es posible contemplar todo el borde costero, los cerros y el plan de la ciudad.  Una de sus características es encontrarse permanentemente con turistas y visitantes que llegan al lugar para apreciar la hermosa vista de Valparaíso junto a su movimiento Portuario. En el siglo XVIII hubo una cancha de chueca, y posteriormente ya construido, quedó inmortalizado en el óleo de Helsby, el de la niña con aro. En el paseo también se encuentran hermosas casas, que le da un atractivo propio de fines del siglo pasado. Se accede por el costado del edificio de “El Mercurio”, por la escalera Concepción. Antiguamente  llegaba hasta el paseo, el desaparecido Ascensor Esmeralda; actualmente se puede tomar también un colectivo en la Plaza Aníbal Pinto o subir caminando por la Calle Almirante Montt.

PASEO YUGOSLAVO

Situado en el cerro Alegre, sobre calle Prat, es accesible por el ascensor El Peral o por calle Urriola. Se conecta con el cerro Concepción por medio de la calle Montealegre. En él está el Palacio Baburizza, actualmente destinado al Museo de Bellas Artes de Valparaíso.

Es uno de los primeros lugares del cerro Alegre y del cerro Concepción que es convertido en mirador.  La calle Montealegre, por allá en 1840, es una de las primeras que empieza a recibir edificaciones de la época, todas de un piso.

En1880 es cuando se conoce este lugar como Paseo Americano, con piso de tierra y barandas de madera. En 1916 se construye el edificio que cobija al Museo de Bellas Artes, lo que obedeció a los deseos de Familia Zanelli. Al poco tiempo es adquirido por don Pascual Baburizza, quien junto con terminar su residencia arregla en forma sustancial el paseo. En homenaje a él, de ascendencia yugoslava, es que lleva su actual nombre.

La vista que se advierte desde él es una de las más privilegiadas, por estar ubicado precisamente sobre la Plaza Sotomayor.  El visitante tiene una vista parcial de las faenas portuarias con los buques distribuidos en los diversos puntos de atraque; apreciación total del molo con sus buques de guerra, y de todo el movimiento de naves del principal puerto del país. Observando hacia el norte, se puede ver la mayoría de las playas de Viña del Mar y de las zonas ubicadas más lejos. Éste es uno de los lugares preferidos para observar el espectáculo del Año Nuevo en el Mar

PASEO 21 DE MAYO

Ubicado en el Cerro Playa Ancha, su acceso es a través del Ascensor Artillería y Plazuela Aduana, pero también se puede llegar por las Calles Carampangue o Taqueadero. Fue construido a comienzos de siglo, convirtiéndose en un centro de la vida social del Cerro de Playa Ancha.

Desde principios del siglo pasado se empieza a denominar a este lugar como “Artillería”, comenzando las primeras construcciones, hasta el gran impulso que le otorga al sector la construcción del histórico edificio de la Escuela Naval, que fuera terminado en 1890.  En 1893 se inaugura el ascensor Artillería culminando con la habilitación del Paseo 21 de Mayo el año 1911.

Representa uno de los paseos más tradicionales que evoca la gesta de Iquique y la Gloria de Prat y los suyos.  Está ubicado sobre una explanada horizontal al borde del acantilado, posee grandes árboles, asientos, apreciándose en toda su extensión el Puerto y la ciudad de Valparaíso con sus cerros. Detrás del paseo están los bellos jardines y edificio de la que fuera la Escuela Naval.

Está rodeada de edificios que mantienen entre sí una unidad armónica regional y en las que funcionan la Comandancia en Jefe de la Armada de Chile y la Primera .Zona Naval,  antigua Intendencia Regional.  Además de establecimientos de hospedaje, gastronómicos, comercio, correos, Compañía de bomberos, Estación Puerto de Ferrocarriles del Estado, Aduana y Gobernación Marítima; estos con sus torres y plazoleta que mira al mar son la puerta marítima de Valparaíso.

Según Decreto Supremo de Educación Nº 17 de 1979, todos los edificios que la rodean constituyen una zona típica de protección.

Cada fin de año, el día 31 de Diciembre, gran cantidad de porteños y visitantes nacionales e internacionales, llegan hasta él para presenciar el espectáculo“Año Nuevo en el mar”, y recibir el nuevo año.

PASEO RUBÉN DARÍO.

Este paseo recorre el camino costero desde la Caleta El Membrillo hasta la playa Carvallo, toda su extensión se puede recorrer tanto a pie como en vehículo. A mitad de camino se encuentra un pequeño parque que lleva el mismo nombre del paseo, éste se caracteriza por sus áreas verdes cubiertas de pastos, árboles y flores. Caminando por la vereda junto al mar, nos encontramos con una enorme y antigua hélice de alguna embarcación dada de baja, que es expuesta tal museo al aire libre. La visibilidad que entrega este paseo es inmejorable, en días despejados se aprecia toda la bahía de Valparaíso, su ciudad, Viña del Mar, las dunas de Montemar y de Mantagua, incluso la chimenea de la fundición de cobre de Ventanas. Hacia el interior se ve claramente el cerro La Campana, la Cordillera de Los Andes y hasta el monte Aconcagua.

En toda la extensión del camino, las olas se encuentran con roqueríos que parecieran sostener la calle. Los atardeceres no pueden apreciarse de mejor forma, lo que invita a las parejas de enamorados a seguir este recorrido.

PASEO CARVALLO.

El paseo Carvallo es la continuación del paseo Rubén Darío y comprende desde la playa Carvallo hasta la playa Las Torpederas. Su principal característica es la apreciación del agitado oleaje proveniente del sur y que en este sector golpea a los roqueríos, provocando espectaculares explosiones de agua al encontrarse  las olas con las rocas.

Por otro lado, es preferido este paseo para apreciar en su máximo esplendor los atardeceres, los cuales cada día tienen una característica distinta según el tiempo, algunos son completamente despejados los cuales permiten ver el reflejo del sol en el mar y otros, cuando está nublado, provocan hermosos colores y formas en las nubes.

Desde aquí es posible apreciar la punta de la Piedra Feliz, la entrada y salida de grandes buques a la bahía y la actividad de botes pescadores y pesqueros de mayor envergadura.

PASEO PARQUE COSTERO JUAN DE SAAVEDRA

Ubicado en el sector costero, su nombre recuerda al Capitán Español, descubridor de  Valparaíso, Don Juan de Saavedra, quien venía en la expedición de Diego de Almagro. Es un lugar de esparcimiento desde donde se puede apreciar la panorámica del Puerto, sus cerros y disfrutar la cercanía del mar. Apto para realizar paseos, caminatas admirando los bellos atardeceres y práctica de pesca deportiva.  Se ubica junto a Caleta de Pescadores y Playa Portales.

PASEO LOS 14 ASIENTOS

Ubicado en el Cerro Concepción, Los Catorce Asientos, se ubican en el muro contiguo al recinto del Instituto Alemán de Valparaíso.  Dan la espalda a la subida Almirante Montt, que es una de las vías para llegar a él.  También se accede por el ascensor Turri.  Es un tranquilo lugar, ideal para encuentros y descanso.

MIRADOR PORTALES  (Altos Mercado Persa)

Se encuentra en uno de los faldeos del cerro Barón, al inicio de la Avda. España y Avda. Errázuriz. Emplazado en la calle del mismo nombre que recuerda al ex Primer Ministro. Domina ampliamente la bahía de Valparaíso, su movimiento de naves, el Muelle Barón en primer plano, el sector Almendral con el Edificio Central de Universidad Católica, la estructura imponente del Edificio del Congreso Nacional y la visión casi completa de la mayoría de los cerros de Valparaíso.

MIRADOR O’HIGGINS

Una de las más significativas obras de valor histórico y patriótico de Valparaíso es el Mirador   O’Higgins, construido con erogaciones de los miembros del ex cuerpo de policía de esta ciudad, como homenaje al primer centenario de la Independencia Nacional, el que fue inaugurado en un acto   solemne el 17 de septiembre de 1910.

Tal obra se concreto por iniciativa del Prefecto de Policía don Alberto Morales Munizaga, quien dispuso por orden de él, el día 26 de Enero del mismo año, 1910, que las unidades de su dependencia propusieran proyectos para recordar el centenario de la emancipación nacional y perpetuar la memoria del Padre de la Patria, entre los proyectos presentados, el prefecto Morales seleccionó el del jefe de la sección de seguridad, Carlos Alamos Ortíz, y del comisario de la tercera comisaría, Washington Salvo Rubio, que consistía en levantar una columna conmemorativa en el sitio mismo desde el cual el 10 de Octubre de 1818 el Libertador Capitán General Bernardo O’Higgins Riquelme contempló el zarpe de la primera Escuadra Nacional que bajo las ordenes del Almirante Blanco Encalada se dirigió al sur a batir la flota Española que venía desde Cádiz con propósitos manifiestamente hostiles a nuestra causa, y desde donde también el 20 de Agosto de 1820 la despidió cuando zarpo rumbo al norte a libertar al Perú de la dominación Española.

Ubicado en el Cerro San Roque - Alto (Camino antiguo a Santiago).  Desde allí Don Bernardo O’Higgins dijo la célebre frase: “De estos cuatro palos, depende el futuro de Chile”.